Obtén resultados por ti mismo

Prueba Rápida de Antígeno por Hisopado Nasofaríngeo

Prueba rápida para la detección de antígeno SARS-CoV 2 - Hisopado Nasofaríngeo


Descripción

La prueba rápida para la detección de antígeno SARS-CoV-2 es usada para la detección cualitativa de antígenos específicos de SARS-CoV-2 presentes en la nasofaringe humana. Esta prueba es útil para detectar moléculas específicas de este virus, causante de COVID-19, los cuales están presentes cuando existe una infección activa, es decir, cuando la persona está enferma en ese momento.

Estas pruebas se pueden realizar directamente en el punto de atención de las personas enfermas, como en consultorios médicos, centros de salud, kioscos de atención, entre otros. Estas pruebas son útiles en comunidades de difícil acceso a un laboratorio, y son recomendadas por la Organización Mundial de la Salud. Las pruebas de detección de antígeno del virus SARS-CoV-2, no son para uso en casa o auto aplicación por la persona enferma.

El desempeño de las pruebas de detección de antígeno depende de las circunstancias en las que son empleadas. Éstas funcionan solamente cuando a la persona se le toma la muestra dentro de los primeros siete días de iniciados los síntomas, pues es en este periodo la carga viral es generalmente más alta. Por lo tanto, las pruebas de antígeno para diagnóstico de COVID-19, se indican en personas con síntomas que corresponden a un caso con sospecha de COVID-19 y con menos de una semana de evolución de iniciados los síntomas.

Una prueba de antígeno del SARS-CoV-2 detecta la presencia del virus del SARS-CoV-2 de parte de las muestras de frotis del tracto respiratorio superior mediante la identificación de una nucleoproteína transportada por el virus. La prueba identifica la infección actual durante la fase aguda de la COVID-19, mientras que el virus todavía está presente en grandes cantidades en el tracto respiratorio. Para mayor información haz click aquí.

Beneficios de la prueba
  • Es para pacientes con sospecha de infección actual por COVID-19.
  • Obtiene un resultado rápido de 15 a 30 minutos: no es necesario agendar una cita de seguimiento posterior para revisar el resultado
  • Fácil manejo que no requiere formación específica.
  • No se requiere analizador.
  • Permite pruebas descentralizadas o acceso a pruebas en áreas donde las pruebas de laboratorio no están disponibles.

Instrucciones de uso

  1. Introducir un hisopo estéril en la fosa nasal del paciente hasta la superficie posterior de la nasofaringe.
  2. Inserte el hisopo en el tubo de extracción.
  3. Gire el hisopo al menos cinco veces.
  4. Retire el hisopo del tubo para extraer el líquido del hisopo.
  5. Tape el tubo con el tapón dosificador.
  6. Deposite 3 gotas de la muestra extraída en el pocillo de muestra de la tira reactiva.
  7. El resultado de la prueba estará listo de 15 a 30 minutos.

Interpretación de resultados

Una línea de color aparecerá en la sección superior de la ventana de resultados para mostrar que la prueba está funcionando correctamente. Esta es la línea de control (C). Incluso si la línea de control es débil, se debe considerar que la prueba se realizó correctamente. Si no hay una línea de control visible, la prueba no es válida.

En caso de un resultado positivo, aparece una línea de color en la sección inferior de la ventana de resultados. Esta es la línea de prueba (T). Incluso si la línea de prueba es muy tenue o no es uniforme, el resultado de la prueba debe interpretarse como un resultado positivo.

La prueba proporciona resultados preliminares de análisis. Los resultados negativos no descartan la infección por SARS-CoV-2 y no se pueden utilizar como el único fundamento para un tratamiento u otras decisiones de gestión. Los resultados negativos deben combinarse con observaciones clínicas, historial del paciente e información epidemiológica. La prueba no está diseñada para usarse como prueba de detección de donantes para el SARS-CoV-2.

La prueba de antígeno se debe realizar por personal calificado y que ha recibido capacitación en materia de bioseguridad, para la toma, manejo y procesamiento de muestras. El personal deberá seguir rigurosamente las indicaciones del proceso descrito en el inserto de la prueba, ya que de hacerlo inadecuadamente puede invalidar el resultado de la prueba. Es necesario que las personas a cargo de realizarlas pruebas de antígeno conozcan y entiendan los factores que afectan el resultado de la misma y que pueden dar lugar a resultados poco confiables.